Marzo 2017: El derecho a la vivienda

Jesús le dijo: Las zorras tienen guaridas, y las aves del cielo nidos; mas el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar su cabeza. Mateo 8:20

Según una encuesta mundial sobre la asequibilidad de las casas en más de 350 ciudades el año pasado, Hong Kong fue la comunidad menos asequible para comprar una casa en el mundo, un título que ha mantenido durante los últimos 6 años. Según la encuesta, el precio de una casa promedio en Hong Kong es 19 veces el ingreso mediano anual de la ciudad.

Los altos precios de la propiedad son sólo relevantes para las personas que pueden soñar con comprar una casa. ¿Qué pasa con las aproximadamente 200,000 personas que pagan para vivir en los llamados cubículos de ataúd, casas enjauladas o pisos subdivididos? Y luego están las personas sin hogar cuyos números fueron estimados en un récord de más de 1,600 personas el año pasado y los 250 llamados McRefugees que duermen en restaurantes de comida rápida de 24 horas. No pueden permitirse los altos alquileres de la ciudad y se niegan a vivir en pequeños pisos sórdidos.

¿Qué pasa con la vivienda pública? La espera promedio por una vivienda pública es de 4 1/2 años, con más de 280,000 personas actualmente en lista de espera.

Mientras que el gobierno de Hong Kong ha hecho intentos en los últimos años para bajar los precios de la vivienda, el hecho es que los precios de la vivienda siguen siendo obstinadamente altos y fuera del alcance de demasiadas personas en la comunidad.

Perdido en el debate sobre los altos precios de la vivienda está el hecho de que la vivienda es un derecho, no sólo un lugar para vivir ni una inversión. Por otra parte, disfrutar de este derecho significa una vivienda adecuada y asequible en la que se pueda vivir con dignidad. Hasta que el derecho a la vivienda se convierta en una realidad para todos, no hay ni un hogar en la Ciudad del Mundo de Asia.

Bruce Van Voorhis sirve como misionero con la Alianza de Asia y el Pacífico de la YMCA en Hong Kong. Su nombramiento es posible por sus ofrendas al Fondo de Misiones Discípulos, la misión de la iglesia en pleno y sus ofrendas especiales.

 


Be the first to comment

Please check your e-mail for a link to activate your account.