Abril 2016: Corazones Ardiendo

“Te encargo este mandamiento para que, conforme a las profecías que antes se hicieron acerca de ti, presentes por ellas la buena batalla y mantengas la fe y la buena conciencia.” … 1 Timoteo 1: 18b, 19a

La nación estaba en llamas de ira. Las personas salieron a las calles este verano pasado para protestar por la aprobación de la nueva serie de leyes de seguridad propuestas por el Partido Liberal Democrático (PLD). Manifestaciones no violentas también se llevaron a cabo en un día de agosto en 350 lugares de todo el país. Fueron los jóvenes quienes estaban en la vanguardia de este movimiento.

Aunque las leyes de seguridad (llamadas " leyes de guerra" por la oposición) permiten que Japón ignore seis décadas de debate constitucional en torno a la constitución de la paz y participe en las actividades militares en todo el mundo fueron aprobadas el 19 de septiembre, el movimiento de protesta le ha dado muchas personas razones para tener esperanza.

El 2 de octubre, se llevó a cabo una reunión en nuestro campus Kwansei Gakuin en protesta por las nuevas leyes de seguridad . Habían 200 personas que llenaron el salón de clases aquella noche. Uno de los oradores fue T, una estudiante de cuarto año. Ella fue una de las participantes en el movimiento dirigido por estudiantes llamado SEALDs (Estudiantes de Acción de Emergencia por una Democracia Liberal).

Aki es otro estudiante universitario que se dirigió a la Asamblea el día antes de la aprobación de las fatales leyes. Suplicó a los delegados diciendo: "Les pido a cada uno de ustedes a presentarse como un individuo solitario. Antes de pensar en las facciones, las lealtades políticas y la política de poder, yo quiero que seas tu propio ser individual al meditar sobre la elección que tienen de frente".

Me alienta ver a estos jóvenes hablan en voz alta. Me alienta saber que los jóvenes de Japón tienen una conciencia política. También me alienta ver que muchos de los jóvenes líderes de este movimiento fueron criados en familias cristianas.

Jeffrey Mensendiek es miembro de la facultad en el Departamento de Teología de la Universidad Kwansei Gakuin y Capellán del Centro para Actividades Religiosas. Su nombramiento es posible gracias a sus ofrendas al Fondo Discípulos de Misión, la misión de la Iglesia en pleno y sus ofrendas especiales.