Abril 2020: Un puerto seguro

Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad.
I Juan 3: 18

Hay una crisis en el mar Mediterráneo. Los romanos solían llamar a esto "mare nostrum" ("nuestro mar") y era un punto de cruce para viajeros, comerciantes y culturas. Hoy, para algunos, se ha convertido en una frontera letal. La tasa de mortalidad de los migrantes que intentan, con barcos endebles, buscar una vida mejor en Europa, se ha disparado. A las pocas organizaciones que todavía trabajan para rescatar a los solicitantes de asilo se les puede negar un puerto seguro durante semanas y, si la guardia costera libia los recoge, no hay ninguna posibilidad de solicitar asilo. En cambio, serán devueltos directamente a los centros de detención y expuestos a la violencia y el abuso.

Desde su base en Lampedusa, la Federación de Iglesias Protestantes en Italia, Mediterranean Hope, brinda apoyo logístico y tripulación a organizaciones que trabajan para rescatar a migrantes vulnerables. Más recientemente, un miembro del personal, Francesco, subió a bordo del buque de rescate español “Open Arms” como parte de una misión de reabastecimiento. Además de comida y otros artículos esenciales, Francesco llevó consigo lápices de colores y cuadernos de dibujo. Quería darles a los solicitantes de asilo los medios para registrar y articular su experiencia. Los encontró agotados y traumatizados por la prueba que habían sufrido para llegar a este punto, una prueba exacerbada y prolongada por la negativa de los estados miembros europeos a ofrecer al barco un puerto seguro. El mundo a menudo cierra sus ojos y oídos al sufrimiento. Sin embargo, Mediterranean Hope está decidida a contar las historias de las personas vulnerables para inspirar el cambio. Los Ministerios Globales se solidarizan con Mediterranean Hope y está ayudando a apoyar su trabajo.

Fiona Kendall sirve con Mediterranean Hope en Italia. Su nombramiento es hecho posible por nuestras ofrendas al Fondo de Misiones Discípulos, la misión de la iglesia en pleno, WOC, OGHS, y sus ofrendas especiales.