Enero 2009 en español

Dar gracias abundantemente

Dar gracias abundantemente

Doy gracias a mi Dios siempre que me acuerdo de vosotros. Siempre en todas mis oraciones ruego con gozog por todos vosotros, por vuestra comunión en el evangelio desde el primer día hasta ahora.  Filipenses 1: 3-5

Tenemos muchas razones para estar agradecidos este año, escriben Doug y Liz Searles, misioneros en Polonia, mientras platicábamos en la iglesia en Lodz y en otras diez ciudades en Polonia. Damos gracias a Dios por todos ustedes. Son ustedes los que nos han bendecido con un trabajo que nos sentimos especialmente llamados a hacer.

Estamos recién llegados y es fantástico estar en un lugar donde la adoración importa—de verdad importa. Asistir al servicio de adoración en el pasado ha sido un acto político y en ocasiones muy peligroso. Aún ahora puede ser difícil. La Iglesia Evangélica Reformada es una denominación marginada en un país donde menos del 4% son protestantes. Esto significa que aquellos que adoran en iglesias que no son católicas podrían ser cuestionados sobre su patriotismo. Los jóvenes protestantes son tratados de forma diferente en las escuelas. Por consiguiente, los campamentos de jóvenes, eventos y música son cruciales para el futuro de la Iglesia Evangélica Reformada en Polonia.

Las iglesias individuales en los E.U. están comenzando a incluir campanas, música coral, materiales de escuela dominical, "karaoke" para reforzar la música Cristiana, y más iglesias pequeñas han abierto en las ciudades polacas. Les pedimos principalmente por sus oraciones. Por favor, oren por:

Para que continúe la tenacidad y la energía para el estudio del lenguaje—algo que es muy retador para;

Para que se abran puertas en nuestro caminar con la Iglesia, buscando servir a su deseo de convertirse en una denominación más misionera y que invite en un ambiente muy retador;

Por conexiones positivas y de nutrimento mutuo para desarrollar nuestra asociación en ministerios con los E.U. en Polonia y alrededor del mundo.

Por nuestros hijos en los E.U., Mackenzie (20) y McCleary (16) y por los retos que nuestro trabajo en Polonia trae a nuestras relaciones como familia.

¡Y que la paz de Dios y su gozo sean con ustedes en este Nuevo año sin importar las circunstancias!

Doug y Elizabeth Searles sirven en la Iglesia Evangélica Reformada en Polonia como misioneros para el crecimiento y alcance de la iglesia.