Mayo 2011 en español

Una nueva manera es posible

Id, y puestos en pie en el Templo, anunciad al pueblo todas las palabras de esta vida. Hechos 5:20

La prisión de Basse-Terre ha estado saliendo en los noticiarios franceses últimamente, pero lamentablemente por razones no muy buenas. Fue catalogada como la peor prisión de Francia. Tim Rose, misionero de los Ministerios Globales en Guadalupe dice: “Estoy asignado tanto como capellán de la prisión como de consejero de “re-inserción” en la prisión de Basse-Terre.

Originalmente construída en el 1660 como un convento católico, fue convertida en prisión en el 1772. No sólo la prisión ya es antigua y está deteriorada sino que también está extremadamente sobrepoblada. Con una capacidad de 130 prisioneros, su población actual son 200 y sólo hay dos trabajadores sociales asignados para trabajar con los prisioneros.

La Iglesia Protestante Reformada de Guadalupe tiene un programa de capellanía carcelaria y una sociedad como una organización sin fines de lucro local para mantener la presencia en la prisión. Yo acompaño a los prisioneros espiritualmente y los ayudo a hacer planes para volver a entrar a la sociedad luego de su excarcelación. Por medio del adiestramiento para el trabajo, apoyo espiritual, consejería de familia, oportunidades de vivienda de transición y actuando como un enlace entre los prisioneros y la junta de libertad bajo palabra, trato de ayudar a los prisioneros a crear una nueva vida para ellos mismos.

Obviamente, los retos son inmensos. Al escuchar, orar y ayudar a los prisioneros a encontrar soluciones reales a sus probelmas, muchos han llegado a entender la promesa de Dios de una nueva vida es posible.

Les agradecemos que oren por la población carcelaria de Guadalupe y el trabajo de los capellanes de las prisiones y los trabajadores sociales.  

Tim Rose sirve como Asistente Pastoral para Ministerios de Diaconía de la Iglesia Reformada de Francia en Guadalupe and Martinica.